Las emociones que se derivan del miedo (cólera, ira, etc.) tienen una frecuencia lenta y amplia y las emociones que se derivan del amor tienen una frecuencia rápida y corta.

Tenemos 64 códigos en el ADN y solamente tenemos activados 20, en estos códigos esta la información que no utilizamos porque no estamos despiertos.

Si tu vibras en el miedo, estas frecuencias solamente activan cierto número de códigos y en función de la emoción que experimentemos se abrirán algunos códigos y se cerraran algunos otros y cuando vibras en la conciencia y el amor, la longitud de onda se hace más pequeña y activa más códigos.

Cuando hemos cambiado la frecuencia, la energía es brutal, activa los códigos y es cuando se produce la modificación genética necesaria para que las moléculas cambien el programa y se descodifiquen, y entonces las enfermedades se van. Tú decides, que elegir.

Namaste,

– Talge