Nadie tiene el poder de cerrarte los caminos, ni evitar que vivas el éxito y llegues a los logros que te mereces, por lo tanto, podrán cerrarte una puerta o varias, pero el bendito universo está plagado de vías que llevan a puertas abiertas, así que si lo piensas bien quizá te hacen un favor, pues te facilitan tomar el camino correcto.

Recuerda, NADIE puede evitar que recibas las bendiciones que son para ti.

Decreta: “Estoy bendecida, Yo soy salud, Yo soy prosperidad, Yo soy armonía, Yo soy abundancia, el amor me corona, lo que es mío y es para mí, ni el diablo me lo quita”

Hecho está.

– Talge